There was an error in this gadget

Total Pageviews

Latino Politics in the U.S.

Latino Politics in the U.S.
Kendall-Hunt, 2012 (2005)
Loading...

Search This Blog

Thursday, January 13, 2011

Rompiendo mitos sobre la violencia en los movimientos sociales

Un ciudadano ex alumno que apoya la huelga escribió esto en Estudiantes de la UPR informan.

1. Luis G. Santiago Buitrago La gente que se manifestaba pacificamente con Gandhi por la descolonización de la India, y con Martin Luther King en su lucha por los derechos de los afroamericanos en EEUU, se arriesgaban no solo al arresto, sino a la misma muerte. Sin embargo, nunca usaron capuchas. Irónicamente, las capuchas a quienes nos recuerdan es a los linchadores racistas del Ku Klux Klan. Creo que ya sobran argumentos: no mas encapuchados mi gente. El que tema ser arrestado, que se quede afuera y apoye de otra forma.



Los comentarios del compatriota han sido repetidos ad nauseum por muchos que comentan los sucesos en mi alma mater la Universidad de Puerto Rico.

El sistema de educación es uno de los pilares más importantes en la perpetuación del estatus quo. La educación logra internalizar ideologías individualistas que fragmentan la visión de mundo de los estudiantes. Ademas, la estructura jerárquica y opresora del sistema de educación (a pesar de los espacios liberadores que existen) premia aquellas formas de pensar y comportarse que domestican al estudiante para convertirlo en un trabajador dócil e obediente. La visión de mundo fragmentada convierte el mundo social en algo inexpugnable, ininteligible lo que conduce a imaginar explicaciones mistificadoras sobre los procesos sociales. Esto combinado con la pasividad internalizada y a no recibir la capacidad teórica de entender como ocurren los cambios sociales llevan a muchos a sentirse sin poder, enajenados.

Una de las formas en que esta ideología es reforzada es a través, por ejemplo, de enseñar una historia donde son los grandes lideres los que crean los cambios. El rol de las masas es escondido y distorsionado. El rol de la violencia, por ejemplo, es siempre presentado por la historia tradicional como legitima solo cuando es ejercida por el estado. Por otro lado se crea un mito a sobre procesos sociales importantes que conducen a creer que estos son ordenados, racionales y lineales. Un ejemplo concreto es la lucha de los derechos civiles en los EUA. Básicamente la narrativa dominante es que Martín Lutero King, prácticamente solo y a través de la resistencia pacifica logró los cambios monumentales que se dieron en los Estados Unidos y que desmantelaron de forma importante el sistema de segregación de jure. Esta narrativa convierte a Rosa Park en una anciana que cansada decide sentarse en la sección de los blancos en una guagua Montgomery, Alabama y al ser arrestada comienza mágicamente el movimiento de los derechos civiles. Rosa Park era una organizadora, miembro del NAACP, recibió entrenamiento como organizadora en el Highlander Center, uno de los centros de entrenamiento de la izquierda norteamericana más progresista.

La narrativa elimina a las Panteras Negras (Poder negro, nacionalistas, acción directa, lucha armada), a US (poder negro, acción directa, lucha armada), a los Diáconos de la Justicia en Louisiana (auto defensa armada), al Ejercito Guerrillero Negro (lucha armada), etc. Ademas, en el periodo de 1967-1969 mas de 100 ciudades en los EUA explotaron en protestas violentas por la opresión racial, el asesinato de Martín Lutero King, brutalidad policiaca. En Detroit, la guardia nacional uso tanque y bazookas cuando atacó los barrios afroamericanos. Ademas, desde finales de la segunda guerra mundial, veteranos afroamericanos ejecutaron acciones armadas en defensa de sus comunidades. Y esta recuperación de la historia no incluye los numerosos casos de violencia del estado y de organizaciones supremacistas blancas. Toda esta historia es borrada de la narrativa distorsionada que pasa como historia en los sistemas educativos de los Estados Unidos y de Puerto Rico.

Las luchas sociales son siempre caóticas, complejas y tienen sus altas y bajas. Los métodos, no siempre son homogéneos porque las situaciones concretas son siempre diversas. No hay que romantizar la violencia, pero tampoco hay que esconder que a veces, los procesos sociales y la lucha por la justicia, tienen aspectos desagradables y dolorosos. Por eso cuando las cosas se complican, perdemos la esperanza. Con eso es que precisamente cuentan las clases dominantes.

No comments:

Post a Comment